sábado, 8 de septiembre de 2018

Infancia

Mi mamá no me contesta la llamada y no le llegan los mensajes de WhatsApp.
Me hace recordar cuando era chibola y ella todavía estaba con mi papá.
Y se iban a veces (los fines de semana) a algún evento parrandesco en la casa de mi abuelita.
Yo tenía, supongo que, unos 8 años, y me quedaba en casa mirando Discovery channel o Animal Planet jiji
Pero cuando veía que se hacía tarde y mis papás no volvían, entraba en una especie de crisis, y llamaba del teléfono fijo que teníamos a la casa de mi abuelita, y al estar en bulla no me escuchaban, y me ponía a llorar pensando que les pasó algo grave.
:'(

Y al rato ellos llegaban tranquilos y alegres por el alcohol, y yo hacía como si no pasaba nada.
O tal vez sí les decía, esa parte no recuerdo.

Mamá acaba de llegar a casa, todo bien, pero me hizo acordar esos episodios, los cuales me suceden muy seguido ahora que soy ya adulta, pero no con situaciones imaginarias de fatalidades, sino cosas que mi mente me quiere hacer creer, cosas que no son buenas para mí, y qué debo bloquear, o debo aceptarlas,  pero no dejar que me afecten.
Cambiar esos pensamientos en cosas positivas, y creer y tener fe en quienes amamos y decidimos confiar.

No sé si las cosas de mi infancia han influido para que yo me vea afectada por la ansiedad de esta manera, pero sé que puedo curarme. Solo debo aceptar, respirar, pensar positivo, creer y seguir adelante.

sábado, 23 de junio de 2018

Volvimos

Hola, aquí estamos de vuelta.
Con un poco más de edad, con un poco más de locura y de cordura.

La escritura es una necesidad que había olvidado lo bien que me hace.

Un pequeño diario con lectores desconocidos y tal vez no habidos.

Debo practicar, recordar, mejorar y mis ideas plasmar .... Hasta poeta intento ser jaja

Las ideas van y vienen, quiero que se queden aquí, como un recuerdo de cómo uno va cambiando, cómo cambiamos, cómo mejoramos.

Gracias Play store por por fin tener una app liviana para Android 😏🤣

lunes, 27 de julio de 2015

Pequeña, perdóname

Hace una semana fui una más.

Al llegar a mi trabajo, al frente habia una pequeña minina a la intemperie, mojada con la llovizna de las 6 de la mañana. Y yo apurada, te miré, me apené, pero no hice nada, NADA, N.A.D.A, N-A-D-A :'(
Y entré a mi centro de labores como con el corazón en la garganta.
Al salir no la vi, quería reconfortarme diciendo que quizá otra persona la rescató y ahora está a buen recaudo. No supe de ella, hasta el día siguiente, cuando salí del trabajo.
Caminé hacia la esquina y la encontré en una vereda.
Ahi estaba, esperando que alguien la rescate, que alguien le expliqué porqué fue abandonada, que porqué tuvo que nacer para sufrir tantas penurias inmerecidas, innecesarias e injustas.
Ahi estabas pequeña, sin mover los ojitos, sin mover las patitas, sin llorar, sin ningún maullar.
Y ahi estaba yo, desconsolada y con el corazón en pedazos porque fui una más, una más que pasó por tu costado e hice como si no fuera nada conmigo.
Ahi estabas tendida, sucia, mojada, dormidita eternamente.
Mis lágrimas no concibían tanto dolor y acongojamiento porque fui yo también otra culpable de tu muerte, de que no llegaras a conocer el amor y el cariño, de que no hayas probado ningún tipo de alimento, ni agua. Que hayas sufrido antes de morir. Fui yo quién también te condeno a muerte.
Miles de "perdónames" no serían suficientes. Tú valías mucho, querías vivir, perdóname, perdóname, perdóname, pequeña. Perdóname.
Lo siento

martes, 7 de abril de 2015

¿Sabes qué?
Me llegas al pincho

lunes, 17 de noviembre de 2014

Sana sana colita de rana

Necesito tranquilidad.

Tranquilidad: Cualidad de tranquilo(a)

tranquilo, la.
(Del lat. tranquillus).
1. adj. Quieto, sosegado, pacífico.
2. adj. Dicho de una persona: Que se toma las cosas con tiempo, sin nerviosismos ni agobios, y que no se preocupa por quedar bien o mal ante la opinión de los demás.
 
 
"Que se toma las cosas con tiempo"
 
Buen punto. Debería dejar de alterarme y pensar que de un día para otro estaré feliz o convencida de las decisiones que tomé. Aunque no esté convencida, sé que es lo mejor. Lo sé. Creo que eso es estar convencida ¿no?
Ay, ya no sé.
Sólo sé que mi corazón no me dice nada, y es mi cerebro el que analiza la situación y que ahora decide por mí.
No como antes, cuando el miedo a perder todo me hacía continuar con cosas que me hacían daño.
Qué triste es dejar esa dulce y dañina droga del apego y la dependencia. Es muy triste, sí, y más triste si piensas en lo triste que pueda estar alguien más, y mucho más triste cuando te das cuenta que estás triste porque el otro está triste. Todo es triste, tristísimo.
Qué triste estoy. Qué triste haber abandonado todo, y buscar ser feliz por mí misma, y dejar de esperar que alguien me haga feliz, porque eso nunca iba a llegar, porque es una vil mentira algo psicótica e insana. Encontraré la felicidad en pequeños momentos junto a mi soledad, junto a mis gatos, junto a mi madre, junto a este teclado, junto a ese sonido que calma finalmente mis dolores de cabeza y corazón.
 
Veo parejas "felices en Facebook". Me pregunto si lo serán en la vida real. Me pregunto qué es lo que hace a una pareja ser una pareja. ¿O es que acaso tratamos de encajar en un estereotipo de pareja y pretendemos mimetizarnos con ese estereotipo y sólo así ser felices? ¿Por qué nos unimos con alguien en una relación? ¿Acaso estamos incompletos? ¿Acaso debemos vivir la vida siempre acompañados? ¿Alguien nos obliga a tener pareja? ¿La sociedad? ¿Los libros del colegio?
Nunca me lo había preguntado, ciertamente. Había vivido estos años con la idea de que había encontrado algo que nadie pudo encontrar y era feliz así, creyendo eso; pero me di con la sorpresa de que todos pensamos que encontramos eso que nadie más encontró, y finalmente nos chocamos con la realidad y nos damos cuenta que somos tal igual como los demás, seres mortales, comunes y corrientes que aman, no los aman, terminan, y continúan.
 
Somos simples mortales. Nos rompen el corazón poquito a poquito, lo parchamos, y continuamos. Y de repente, los parches ya no funcionan bien y el corazón ya no responde, ya no te habla, ya no te insiste. Se cansó. Es hora de empezar a sanarte. Estaremos bien :'(
 
"que no se preocupa por quedar bien o mal ante la opinión de los demás."
 
En esto sí hay problemas. No quiero quedar mal contigo, ni contigo, ni conmigo. Sólo quiero sonreír, y no hacer daño a nadie. ¿Es tan difícil esta conjugación? ¿O es que los motivos por los que sonrío están mal?

lunes, 27 de octubre de 2014

Hasta el final...Al final el camino toma dos rumbos.

Es decir, o sea, digamos, ¿piensas que para construir los sueños, construir momentos lo lograrás solo soñando? ¿Viviendo en tu mente cosas que no son ciertas?
Ciertamente las cosas que pasan en nuestra mente son reales para nosotros, quizás podemos engañarnos a nosotros mismos, pues la mente es un universo interminable de pensamientos y sensasiones. Pero hay momentos para todo.

Cuántos años crees que es suficiente para pasar lo que está en tu mente a la realidad, siquiera avanzarlo en un 40 por ciento, si quiera avazar en las ganas y la decisión, y no en la desidia, en el encaprichamiento de cosas poco infructuosas que no hacen que lo que esté en tu cabeza se haga realidad.

Vienes acá y te ensañas en decir que no se valoran tus acciones, pero dime ¿qué acciones?
Ja.

Es irónico.

Cómo después de muchas lunas, soles y lluvias amargas, tienes el descaro de decir que existe abandono o rendición. ¡Por favor!
Quizás al final, el influeciado por disney y por el "amor para toda la vida" eras tú, no yo.

Aunque quizás sí lo seas, sí lo hubieras sido, si quizás nunca nos hubiéramos conocido. Quizás ahora serías un genial hombre, seguro de sí mismo, sabiendo bien lo que quiere, aunque no sea lo que los demás esperen, pero teniendo las cosas claras. Creo que es lo importante. Y con más razón si se tiene alguien que te acompañe en el camino.
Pero al final, un camino que no quisiste recorrer de la mano.
Creo que no sería adecuado recordar el porqué te quedaste en el camino de construir tu sueños, nuestros sueños.
Las cosas ya están hechas.
Y si en algún momento nos volvemos a encontrar, y a volver a conocernos, y quizás volver a enamorarnos, quizás, quizás, sólo quizás.
Pues no es fácil, no creas que lo es.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Michi IV !!

Hola, mañana serán 4 meses desde que mi Michi partió. Sigo extrañando su maullir.
Te quiero bebito :)

martes, 2 de julio de 2013

Michi, mi Michi, te extraño


Mañana será un mes de estar sin ti, mi bebito. Te extraño mucho. Pienso mucho en ti Michito. Pero me consuela saber que ya no hay más dolores en tu cuerpito. Eres un gatito ángel. Por más demonito que hayas sido, tan traviesito, rabiosito, y mordelón.
Extrañamos tus maullidos que nos pedían comidita, tus maullidos que nos pedían agüita. Extrañamos tu presencia de por sí, tu independencia, tu carita tan linda al mirarnos rabiando.
Michito, gracias por permitirme ser tu humana. Veo tu carita y sonrío.
Pero a veces recuerdo las cosas que pasamos al final de tus días y lloro.
¿Me pregunto por qué tuvieron que pasarte esas cosas?
Nunca podré entender, o quizás sí, lo sé.
Algunos dicen que comías mucha rata XD jeje. Yo creo que era parte de tu instinto tan felino que tenías. Otros dicen que te engreía mucho y por eso. "Mientras más lo cuidas más se enferma", me decían. Pero yo siempre prefería cuidarte, prevenir y verte sano para que vivas una vida tranquila y feliz con nosotras y tu ñaño Fox.

La gente no respeta y se burla de tu partida, se burla de mi dolor. No sé si estaré exagerando con tanto cariño que te tuve y te tengo todavía mi Michito, pero yo soy sincera y esto es lo que siento. Tú eras mi gathijo :D ... Me enseñaste a querer y respetar más toda forma de vida.

Siempre serás mi gatito lindo precioso. Te extrañaré por siempre mi bebito

MICHI IV

Y no te molestes por la Sully u.u